verano azul



A veces llueven noches de invierno

que invitan a veranear en la memoria.

A nadar en aquellos días líquidos

ingrávidos

que llenan las piscinas de nuestra niñez.

Y revives aquellos veranos insecto

mosquito y avispa

cortijo y marisma

siesta y calima.

Días de sandía roja y amarilla

de agua de pozo contra el calor

de feria de agosto y playa infinita.

Días de verano que aprendíamos a colorear de azul

de tiempo sin barandillas 

en el que coleccionábamos pueblos, 

kilómetros 

carreteras

para abrazar a la familia.


A veces llueven noches de invierno

que invitan a pasear a la nostalgia.

A recorrer recuerdos que no entienden de distancias.

Comentaris

Publicacions populars