Vés al contingut principal

roma és un palíndrom

Desabrochar botones. Abrir corchetes. Desatar cordones. Bajar cremalleras. Quitar cinturones. Mientras me libero de las prisiones cotidianas que me contienen, le hablo al deseo de tí en mi lengua materna. Así que cóseme los rotos, puntúame las heridas, escríbeme con zeta, que yo hilvanaré un final de cuento donde todo empiece en un lugar palindrómico llamado Roma.

Comentaris

  1. Roma és un palíndrom. I tant!! :)

    L.

    ResponElimina
  2. I tant, amor ;)

    anna g.

    ResponElimina
  3. Em sembla que a mi també m'hauran de cosir algun botó... potser el vaig perdre a Roma.

    ResponElimina

Publica un comentari a l'entrada